• Tue. Feb 27th, 2024

    El euro digital: beneficios y riesgos de la nueva forma de pago

    ByPhillips Valdez

    Oct 25, 2023
    El euro digital: beneficios y riesgos de la nueva forma de pago

    El euro digital está cada vez más cerca de convertirse en una realidad en la eurozona. Esta nueva forma de pago electrónica, que convivirá con el dinero en efectivo, tiene como objetivo ofrecer mayor seguridad, privacidad y combatir la economía sumergida. Sin embargo, también plantea interrogantes sobre su impacto en la estabilidad financiera, la privacidad de los usuarios y los posibles riesgos de ciberataques.

    El Banco Central Europeo (BCE) ha estado preparando el euro digital durante los últimos dos años y está previsto que comience a circular a partir del 1 de noviembre. Esta “moneda” electrónica se almacenaría en un monedero electrónico creado en un banco o intermediario público, permitiendo realizar pagos cotidianos de forma segura con un teléfono o tarjeta, incluso sin conexión a Internet.

    Uno de los principales beneficios del euro digital es la posibilidad de aumentar el control sobre la economía sumergida. Al eliminar el dinero en efectivo, se dificulta el comercio no declarado. Además, su administración es más simple y barata al no requerir soporte físico y se facilita el ajuste de la oferta monetaria.

    Sin embargo, existen preocupaciones legítimas en relación a la privacidad y el control social. Mientras que el dinero en efectivo permite el anonimato, las transacciones realizadas con euro digital dejarán un rastro informático que las autoridades podrían seguir. También se plantean posibles riesgos de ciberataques, aunque el BCE asegura que se utilizarán las últimas tecnologías para garantizar la ciberresiliencia del euro digital.

    Además, se debe considerar la inclusión de los segmentos de la población que no tienen facilidad para utilizar la tecnología digital, como los mayores. Para garantizar su acceso al euro digital, se planea habilitar servicios de apoyo presencial en entidades públicas.

    En resumen, el euro digital promete ser una forma más segura y eficiente de pago en la eurozona, pero también plantea interrogantes sobre su impacto financiero, la privacidad y la protección frente a ciberataques. Solo el tiempo dirá si esta nueva forma de pago logra ganarse la confianza de la población y se convierte en una alternativa al dinero en efectivo.

    Fuentes:
    – Banco Central Europeo (BCE)
    – Banco de España