• Tue. Feb 27th, 2024

    La misión Prefire: Desvelando los secretos de los polos de la Tierra

    ByPhillips Valdez

    Feb 13, 2024
    La misión Prefire: Desvelando los secretos de los polos de la Tierra

    La agencia espacial estadounidense NASA está preparando el lanzamiento de una misión histórica en la próxima primavera: Prefire (Polar Radiant Energy in the Far-InfraRed Experiment, en inglés). Dos CubeSats serán enviados al espacio con el objetivo de estudiar la cantidad de calor que absorbe y emite el planeta desde sus regiones polares. Estas mediciones serán fundamentales para mejorar los modelos climáticos y de hielo utilizados en la actualidad.

    Los CubeSats, del tamaño aproximado de una caja de zapatos, comenzarán a penetrar la atmósfera terrestre en unos meses y se encargarán de detectar el calor perdido en el espacio. Sus observaciones desde las regiones más frías del planeta serán clave para predecir cómo se producirán cambios en el hielo, los mares y el clima en el contexto del calentamiento global.

    Prefire es una misión conjunta entre la NASA y la Universidad de Wisconsin-Madison, con la participación de expertos de las universidades de Michigan y Colorado. Su objetivo principal es analizar el presupuesto energético de la Tierra, es decir, la relación entre la energía térmica que el planeta recibe del Sol y la que irradia hacia el espacio. Esta diferencia determina la temperatura de la Tierra y tiene un impacto directo en nuestro clima.

    En este contexto, las regiones polares desempeñan un papel fundamental. Actúan como los radiadores naturales de la Tierra, moviendo la energía térmica de los trópicos hacia los polos mediante corrientes oceánicas y cambios climáticos. Esta energía térmica se emite como radiación térmica infrarroja, la cual representa alrededor del 60% de la energía que fluye hacia el espacio en longitudes de onda del infrarrojo lejano.

    La misión Prefire pretende cerrar esta brecha de conocimiento. Su objetivo es medir sistemáticamente la radiación infrarroja lejana que emana de las regiones polares de la Tierra, algo nunca antes realizado de manera sistemática. Estos nuevos datos permitirán comprender mejor cómo funciona nuestro planeta y cómo las emisiones de radiación térmica de los polos afectan al clima global.

    Cada uno de los satélites llevará a bordo un espectrómetro infrarrojo térmico. Estos instrumentos, diseñados por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, tienen como objetivo dividir y medir la luz infrarroja para obtener una visión completa de la pérdida de calor en las regiones polares. La tecnología utilizada es similar a la que se emplea en la exploración de la atmósfera y el clima de Marte.

    El desafío principal del equipo de ingeniería de Prefire fue miniaturizar los instrumentos para que pudieran ser transportados en los pequeños CubeSats. Después de un proceso de optimización, lograron diseñar instrumentos con un peso inferior a los tres kilogramos, capaces de realizar mediciones precisas utilizando termopares, un dispositivo similar a los sensores presentes en los termostatos.

    Para maximizar la cobertura de información, los dos satélites gemelos orbitarán la Tierra en trayectorias diferentes, superponiéndose cerca de los polos cada pocas horas. De esta manera, se podrá recopilar datos exhaustivos en tiempo real sobre el calor emitido por los polos y su impacto en el clima global.

    Los últimos años han evidenciado cambios significativos en las regiones polares. El Ártico se ha calentado tres veces más rápido que cualquier otra parte de la Tierra desde la década de 1970. Por otro lado, la Antártida está perdiendo masa en sus capas de hielo a un ritmo alarmante. Estas transformaciones tienen implicaciones que van más allá de las regiones polares, ya que afectan a los ecosistemas, la temperatura, la circulación oceánica y el nivel del mar a nivel global.

    Con la ayuda de la información recopilada por Prefire, los científicos podrán mejorar los modelos climáticos y obtener proyecciones más precisas sobre los cambios que se esperan en las regiones polares. Los datos sobre variables climáticas como la temperatura atmosférica, las propiedades de la superficie, el vapor de agua y las nubes permitirán comprender mejor y proyectar los cambios futuros en el Ártico y la Antártida.

    En definitiva, la misión Prefire representa un importante paso hacia un mejor entendimiento de cómo funciona nuestro planeta y cómo afectan los cambios en las regiones polares al clima global. Gracias a los CubeSats y su tecnología avanzada, se espera obtener datos cruciales para mejorar los modelos climáticos y tomar decisiones informadas sobre el futuro de nuestro planeta.

    Preguntas frecuentes sobre la misión Prefire:

    1. ¿Qué es Prefire?
    Prefire (Polar Radiant Energy in the Far-InfraRed Experiment) es una misión de la NASA y la Universidad de Wisconsin-Madison que tiene como objetivo estudiar la cantidad de calor que absorbe y emite la Tierra desde sus regiones polares.

    2. ¿Qué son los CubeSats?
    Los CubeSats son satélites del tamaño aproximado de una caja de zapatos. En el caso de la misión Prefire, estos CubeSats serán enviados al espacio para recopilar datos sobre el calor perdido en el espacio desde las regiones polares.

    3. ¿Cuál es el objetivo principal de la misión Prefire?
    El objetivo principal de la misión Prefire es analizar el presupuesto energético de la Tierra, es decir, la relación entre la energía térmica que el planeta recibe del Sol y la que irradia hacia el espacio. Estas mediciones son esenciales para mejorar los modelos climáticos y de hielo utilizados actualmente.

    4. ¿Por qué son importantes las regiones polares en esta misión?
    Las regiones polares desempeñan un papel fundamental en el equilibrio energético de la Tierra. Son los radiadores naturales del planeta, moviendo la energía térmica de los trópicos hacia los polos. El estudio de la radiación infrarroja lejana emitida por los polos permitirá comprender mejor el clima global.

    5. ¿Qué tecnología utilizan los CubeSats de la misión Prefire?
    Cada CubeSat lleva a bordo un espectrómetro infrarrojo térmico diseñado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. Estos instrumentos dividen y miden la luz infrarroja para obtener información sobre la pérdida de calor en las regiones polares.

    6. ¿Cómo se logró miniaturizar los instrumentos para los CubeSats?
    El equipo de ingeniería de Prefire logró miniaturizar los instrumentos para que pudieran ser transportados en los pequeños CubeSats. Después de un proceso de optimización, diseñaron instrumentos con un peso inferior a los tres kilogramos y capaces de realizar mediciones precisas utilizando termopares.

    7. ¿Cómo se recopilarán los datos sobre el calor emitido por los polos?
    Los dos CubeSats orbitarán la Tierra en trayectorias diferentes, superponiéndose cerca de los polos cada pocas horas. Esto permitirá recopilar datos exhaustivos en tiempo real sobre el calor emitido por los polos y su impacto en el clima global.

    Enlaces relacionados sugeridos:
    NASA
    Universidad de Wisconsin-Madison
    Universidad de Michigan
    Universidad de Colorado