• Tue. Feb 27th, 2024

    Análisis de la situación política en España: La preocupante deriva del Gobierno de Sánchez

    ByJuan de los Santos

    Dec 5, 2023
    Análisis de la situación política en España: La preocupante deriva del Gobierno de Sánchez

    La reciente negociación del Gobierno de España en el extranjero con el prófugo de la justicia, Carles Puigdemont, y la presencia de un mediador internacional de El Salvador, ha generado un profundo malestar en la sociedad. Esta situación, además de ser sordida e indecente desde el punto de vista democrático, plantea una profunda vergüenza para nuestra Nación. Sorprendentemente, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que también habrá otra mesa negociadora con ERC en la ciudad suiza de Ginebra. Esta serie de encuentros generan preocupación y plantean interrogantes sobre el rumbo que está tomando nuestro país.

    Es importante destacar que el Gobierno de España, y no el PSOE, ha sido el protagonista principal de estas negociaciones. Aunque formalmente el representante, Santos Cerdán, no ostenta un cargo ministerial, su presencia en Ginebra cuenta con la aprobación del presidente del Gobierno. Esta situación recuerda a otro episodio oscuro de la historia política española, cuando el socialista Jesús Eguiguren, representando al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negoció con el etarra Josu Ternera. En ambos casos, la sombra del poder Ejecutivo se hace presente en estas negociaciones y demuestra una falta de transparencia y responsabilidad inaceptable.

    Ante las críticas recibidas, el presidente Sánchez ha intentado justificar estas reuniones comparándolas con la negociación entre el expresidente José María Aznar y ETA en Ginebra. Sin embargo, esta comparación es inapropiada e irresponsable. La reunión entre los enviados de Aznar y ETA tenía como objetivo indagar sobre la voluntad de la banda terrorista de cesar sus acciones violentas, en el contexto de una tregua declarada. En cambio, la reunión impuesta a Sánchez por Puigdemont busca concretar la vía del referéndum en Cataluña, un asunto que compromete la unidad y la estabilidad de nuestro país.

    Ante este panorama, es inevitable preguntarse si existen dirigentes dentro del PSOE con un mínimo de dignidad y sentido de la responsabilidad. La actitud sumisa de muchos miembros del partido, que respaldan incondicionalmente las decisiones del presidente Sánchez, genera preocupación. Además, llama la atención la posición del castellano-manchego Emiliano García-Page, quien asegura que renunciaría a su acta de diputado antes de votar a favor de una ley de amnistía. Sin embargo, estas declaraciones no se corresponden con sus acciones concretas. ¿Por qué no abandona el partido como han hecho otros socialistas en el pasado? ¿Por qué no impulsar un partido socialdemócrata o una corriente crítica dentro del PSOE?

    Es fundamental que líderes históricos del PSOE, como Felipe González y Alfonso Guerra, tomen una postura clara y contundente ante la deriva del partido. Su silencio no contribuye al debate democrático y permite que esta situación antidemocrática y humillante para España y los españoles continúe. Como demócratas comprometidos con los valores fundamentales, es hora de plantarse y decir “hasta aquí hemos llegado”. Esto podría expresarse en una posible escisión, la creación de un nuevo partido o simplemente en renunciar al actual liderazgo de Sánchez. Son medidas necesarias para detener esta deriva y salvaguardar la democracia y el bienestar de nuestro país.

    FAQ

    ¿Por qué se genera malestar con las negociaciones del Gobierno de España?

    Las negociaciones del Gobierno de España en el extranjero con el prófugo de la justicia Carles Puigdemont y la presencia de un mediador internacional de El Salvador generan malestar debido a la opacidad y falta de transparencia de estos encuentros, así como la posible repercusión en la estabilidad de nuestro país.

    ¿Cuál fue la comparación realizada por el presidente Sánchez para justificar estas negociaciones?

    El presidente Sánchez comparó estas negociaciones con la reunión entre el expresidente José María Aznar y ETA en Ginebra. Sin embargo, esta comparación es inapropiada, ya que la reunión de Aznar buscaba evaluar la voluntad de ETA de cesar sus acciones violentas, mientras que la reunión impuesta a Sánchez por Puigdemont tiene como objetivo concretar la vía del referéndum en Cataluña.

    ¿Por qué se critica la actitud de algunos miembros del PSOE?

    La actitud sumisa de algunos miembros del PSOE, que respaldan incondicionalmente las decisiones del presidente Sánchez, genera preocupación, ya que parece faltar un mínimo de dignidad y sentido de la responsabilidad. Se espera que los líderes del partido tengan una postura crítica y actúen en consecuencia para salvaguardar la democracia y el bienestar de nuestro país.